Envío gratis para compras mayores a $3.500!

Hace referencia a la fórmula del estilo de birra característico argentino.

Cuando la cerveza artesanal empezaba a ser un hobbie entre los cerveceros caseros argentinos, estos tenían varias limitaciones con respecto a las materias primas. Si bien la alta calidad de las maltas nacionales es reconocida mundialmente, solo existía la variedad de malta Pilsner para el mercado homebrewer. Con respecto a los lúpulos, el único que podía conseguirse era el reconocido lúpulo Cascade que crece en el sur argentino. En esa época no se importaban materias primas relacionadas a la cerveza y eran pocas las opciones de levaduras.
Con estas materias primas, los cerveceros argentinos crearon la interpretación local de una Blonde Ale la cual bautizaron como Dorada Pampeana. Así es como este estilo se hace con el total de malta y lúpulos nacionales consiguiendo un perfil dulce con suave aroma frutal.
Hoy día se suelen agregar bajas proporciones de maltas caramelizadas, siendo la mayor proporción la malta pálida y el lúpulo Cascade. Las levaduras que se suelen usar son levaduras limpias americanas o británicas con un leve perfil frutado.
La Dorada Pampeana es un estilo difícil de lograr por su sabor limpio y sus característicos aromas siendo la puerta de entrada al mundo craft de muchos cerveceros argentinos que empiezan a adentrarse en este mundo. Marcelo Cerdán es uno de ellos y es quien bautizó el estilo con este nombre.

Estadísticas Vitales:

D.I.: 1.042 – 1.054
D.F.: 1.009 – 1.013
IBUs: 15 – 22
SRM: 3 – 5
G.A.: 4,3º – 5,5º>

 

Hace referencia a los lúpulos característicos cultivados en suelo argentino utlizados en la receta original de la IPA Argenta.

La IPA Argenta es una creación del reconocido Ricardo Aftyka. Con este estilo se buscó desarrollar la caracterización de una IPA con insumos característicos argentinos con lúpulos Victoria, Cascade, Nugget, Mapuche y Bullion y maltas base nacionales, con hasta un 30% de trigo. El lúpulo Mapuche otorga un perfil a mandarina y el trigo da suavidad en boca.
Estilo de reemplazo sugerido: Categoría 21 (IPA)

IPA Especial: IPA ARGENTA

Impresión general: Una Pale Ale argentina decididamente amarga y lupulada, refrescante y moderadamente fuerte. La clave del estilo está en la tomabilidad sin asperezas y con un buen balance.
Historia: Es la versión argentina del histórico estilo inglés desarrollada en el marco de una serie de encuentros de la Asociación Civil Somos Cerveceros en 2013, donde se fueron definiendo sus características distintivas. Se diferencia de la IPA americana por el agregado de trigo a la receta de granos y el uso de lúpulos argentinos que tienen características únicas de sabor y aroma. Se busca que las características cítricas del lúpulo argentino armonicen con el trigo, como sucede en la Witbier. El agregado de bajas cantidades de trigo puede recordar al grist de la Kölsch, donde también hay un frutado, producto de la fermentación.

Estadísticas Vitales:

DO: 1055 – 1065
DF: 1008 – 1015
IBU: 35 – 60
SRM: 6 – 15
GA 5.0 – 6.5%

 

Hace referencia a la ley decretada en Alemania en 1516 que indica los únicos ingredientes permitidos que se debían utilizar para elaborar cerveza.

La Ley de la pureza (en alemán, Reinheitsgebot) fue decretada el 23 de abril de 1516 por Guillermo IV de Baviera.1​ Se establecía que la cerveza solamente se debía elaborar a partir de tres ingredientes: agua (de preferencia de manantial), cebada malteada y lúpulo. Se cree que es la primera regulación legal de un alimento. Esto tuvo lugar en la ciudad bávara de Ingolstadt, junto al río Danubio.
La ley no menciona la levadura, que fue descubierta en 1880 por Louis Pasteur como parte del proceso de fermentación de la cerveza. Antes de conocer el mecanismo de fermentación, los cerveceros usualmente tomaban el sedimento de una fermentación previa y lo agregaban a una nueva. Si no lo podían obtener, usualmente ponían una serie de vasijas y en el proceso aparecía "por sí sola" la levadura. La principal motivación de esta ley se encontraba en que Guillermo IV de Baviera tenía el monopolio de la cebada. De esta manera, al no poder comprarle a nadie más un ingrediente básico para la elaboración de esta bebida, no sólo aumentó sus ventas, sino también el precio, ya que no tenía otros cereales competidores.

 

Hace referencia al correcto servido de cerveza tirada.

Para garantizar un buen servicio y entregar al consumidor la cerveza tal cual fue pensada y cuidada por el fabricante hay que considerar los siguientes pasos al servir la birra: tomar la pinta, colocarla a 5cm bajo la canilla, inclinarla a 45 grados y abrir al máximo el caudal del grifo. Servir la cerveza por la pared interna de la pinta sin que la canilla toque en ningún momento ni el vaso, ni el líquido. Cuando la pinta llegue a llenarse hasta la mitad entonces comenzar a enderezarla lentamente hasta quedar en posición vertical completando el llenando de la totalidad del vaso por el centro de la boca de la pinta. La presentación debe ser con una espuma de 2cm la cual resguarda la cerveza y los aromas conservando sus propiedades organolépticas hasta que el consumidor tome la última gota de este oro líquido.

 

Hace referencia a la marca.

Conocimiento, creatividad, diseño y calidad son los ingredientes que combinamos cuidadosamente para acercarte innovadores productos con diseños cerveceros que celebran el arte de la elaboración de cerveza así como también la pasión y el amor por la buena birra.

 

Hace referencia al crecimiento del interés sobre la cerveza.

Desde hace unos años la pasión, el interés y el amor por la cerveza empezó a aumentar de manera significativa. Se formaron microcervecerías, aparecieron nuevas marcas de cerveza artesanal, las cervecerías industriales aumentaron sus ofertas de estilos, surgieron nuevos eventos cerveceros y un gran interés por parte del consumidor de saber más sobre la cerveza...
esa es la cultura cervecera.